8.1 C
Curicó
martes, 23 julio, 2024
InicioSaludTrastornos mentales relacionados con la adicción al celular

Trastornos mentales relacionados con la adicción al celular

En una sociedad cada vez más “tecnologizada” como la que vivimos actualmente, al pasar del tiempo, podemos apreciar a modo general que en la vida cotidiana es más indispensable el teléfono celular, ya sea para trabajar, informarse, divertirse o simplemente distraerse, lo que ha traído consigo diversos efectos metales y cambios de hábitos.

Si alguna vez fue ignorado en una conversación porque la otra persona miraba el teléfono, puede que haya estado en presencia del moderno fenómeno conocido como “phubbing”, o en su traducción al español; “no tomado en cuenta por el teléfono”.

Esta manifestación, deja en ver claramente el desequilibrio mental reflejado en un cierto nivel de adicción, que se expresa mediante la ansiedad de la dificultad por mantener la atención, ya sea en un acto común o en medio de alguna conversación, lo que está afectando la calidad de vida de miles de usuarios y la buena convivencia de parejas en todo el mundo.

“Es muy común ver esta situación en todos los hogares y familias. De hecho, muchos de los problemas a nivel de comunicación familiar y de pareja derivan de este fenómeno”. Explicó la coordinadora de la Unidad Clínica del Centro de Psicología Aplicada de una destacada universidad regional, Carla Mendoza, en un medio digital curicano.

Los motivos de este mal hábito tecnológico son múltiples y algunos se encuentran vinculados con el circuito de la dopamina. “Desde la neurociencia, se atribuye a la existencia un neurotransmisor que produce un efecto de placer en nuestro organismo y que se libera cuando recibimos estímulos positivos en redes sociales”, agregó la académica.

“Nuestros sistemas de regulación emocional están relacionados con tres formas distintas; como un sistema de calma; uno de amenazas; y uno de logros; este último el más adictivo, justamente porque cuando sentimos que cumplimos una meta o nos dan “me gusta” en las redes sociales, secretamos más dopamina y caemos en el círculo vicioso de querer más”, detalló la profesional.

Además, la psicóloga recomendó que para combatir esta mala costumbre, una de sus formas más efectivas es regular el uso del celular.

Para finalizar, Carla Mendoza comentó; “La mejor manera de parar este fenómeno, es prescindir del aparato cuando estamos con otras personas, guardar o de dejarlo en algún lugar apartado, porque eso ayudará a evitar que lo miremos a cada momento. También se puede optar por silenciar o desactivar las notificaciones, establecer franjas horarias o pausas de descanso en su uso, fomentar la comunicación presencial con familia y amigos, buscar actividades lúdicas para ocupar el tiempo, que nos mantengan alejados del teléfono, desconectarse en período vacacional y sólo consultar el móvil cuando sea realmente necesario”.

__

Noticias Relacionadas
- Publicidad -
×

Déjanos un mensaje...

× Pedidos Musicales