Este miércoles el Comité de Ministros rechazó el proyecto minero portuario Dominga, de US$2.500 millones, con el que Andes Iron quería extraer cobre y hierro en Coquimbo, lo que también incluía un puerto en La Higuera para exportar los minerales.

Aparte de instalar una desaladora, y así no acudir a los recursos hídricos locales, Dominga también proponía generar 11 mil empleos, según estimaciones de la propia compañía.

Tras la declaración de la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, que explicó las razones detrás del no a la idea, habló el titular de Economía, Nicolás Grau, que recordó un plan que se viene trabajando desde 2022 para apoyar a un área del país con varios problemas de desarrollo.

Se trata del Plan de Zona de Rezago para Quilimarí. La idea, todavía a la espera de su aprobación, está en manos de la Dirección de Presupuestos (Dipres) del Ministerio de Hacienda y contempla $580 mil millones para apoyar 260 iniciativas por ocho años.

Dentro de las actividades a financiar hay, por ejemplo, obras para conectividad y la cobertura de servicios básicos, agua potable rural y mejoramiento de caletas.

Gobierno: “No los vamos a dejar solos”

“Queremos decir de manera muy clara a quienes son de la zona, y nos están escuchando, esta mañana, que no están solos, que nosotros como Gobierno los vamos a apoyar”, comentó el ministro.

“Este es un proyecto que se viene trabajando hace tiempo. Más allá que la decisión la tomamos hoy, como corresponde a nuestra institucionalidad, por supuesto que teníamos que trabajar un plan que se pusiera en los distintos escenarios y basado en escenario que ha descrito la ministra Rojas quiero señalare de forma muy clara que como Gobierno vamos a acelerar este proceso, que ya viene trabajándose hace algunos meses, de fortalecer esta zona a través de este plan de zonas de rezago”, enfatizó.

Una parte de la medida comenzará a operar este mismo 2023, una vez que la Dipres entregue el visto bueno, confirmó Grau.

Consultado por un posible abandono del Estado con esa zona, Grau descartó referirse a lo que se hizo o no en el pasado, y puso su mirada en lo que está disponible: “no es un proyecto del Gobierno nacional, es de articulación del regional con el nacional, donde las autoridades regionales tienen un protagonismo muy importante y lo que nos corresponde como Gobierno central es movilizar recursos y dar condiciones para que ese protagonismo a nivel regional pueda mejorar el desarrollo económico de esa zona”, detalló.