Una persecución policial terminó con tres detenidos por Carabineros, acusados de realizar un tour delictual en distintos puntos de la región Metropolitana.

El hecho ocurrió este jueves, cuando personal del Plan Antiencerronas intentó fiscalizar a un automóvil cuyos ocupantes tenían una actitud sospechosa. Esto en avenida Quilín en Peñalolén.

El conductor no se detuvo y siguió de largo, iniciándose una persecución que incluyó la participación del helicóptero institucional y que terminó en avenida Maturana en La Florida.

Allí se dio alcance al auto y se logró detener a los tres sujetos. Al interior del auto se encontraron especies de valor cuya procedencia no pudieron explicar, como zapatillas, carteras, mochilas, bebidas, bidones de detergentes y lentes de sol.

En el camino, además, lanzaron a la calle un cuchillo, una ganzúa y un destornillador.

La investigación de rigor permitió establecer que los individuos habrían realizado un tour delictual, según especificó el capitán Álvaro Bravo.

A los aprehendidos se les vinculó, además, con la denuncia realizada por una mujer que acusó sufrir el robo de pertenencias desde su auto estacionado en Ñuñoa, ya que su cédula de identidad la portaba uno de los detenidos.

Los detenidos cuentan con antecedentes y tienen 22, 24 y 30 años. Quien conducía reconoció que el auto se lo sacó a su abuela para poder delinquir.