La mañana de este miércoles en París (cinco horas más que en Chile), un hombre atacó e hirió con un arma blanca a seis personas en la estación Gare du Nord.

El hecho ocurrió cerca de las 06:40 horas locales cuando el agresor arremetió contra los viajeros al interior del recinto por motivos por ahora desconocidos.

En ese mismo momento fue reducido a tiros por la policía y al cierre de esta edición se encuentra entre la vida y la muerte, anunció el ministro de Interior francés, Gérald Darmanin.

Ante la prensa en la misma Estación del Norte – en presencia entre otros de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo – Darmanin señaló que las fuerzas del orden trabajan para saber quién es el agresor, puesto que no llevaba documentos de identidad.

Sobre las posibles motivaciones de su ataque, después que hayan circulado rumores sobre los gritos que supuestamente dio mientras llevaba a cabo la agresión, el ministro dijo: “Que yo sepa, no ha dicho nada”.

La Fiscalía Antiterrorista no se ocupa del caso, al menos por el momento, lo que da una idea de los elementos de los que disponen los investigadores sobre la caracterización de los hechos.

Según el relato de Darmanin, el ataque comenzó a las 06:42 locales (05:42 GMT) cuando el hombre agredió a varias personas en la estación y un minuto más tarde ya había sido “neutralizado” por las fuerzas del orden.

En concreto, agentes que no estaban en servicio y otros policías que sí estaban en misión le dispararon tres veces, tras lo cual fue derivado a un hospital.

De los seis heridos, uno quedó grave, aunque su vida no corre peligro. Entre ellos hay un policía.

El ministro hizo hincapié en que “sin la intervención extremadamente rápida de la policía, habría víctimas”.