La iniciativa contempla que, a través de Tiltil, el tren de Santiago-Valparaíso pase por La Calera, conecte con LimacheViña del Mar y Limache, todo ello usando infraestructura que ya existe.

Según al alcance que logre este proyecto, y una vez terminado este primer trazado, se podría contemplar una segunda etapa que conectaría Tiltil directamente a Viña del Mar y Valparaíso.

El trazado comenzará en Quinta Normal, continuará hacia Batuco, Tiltil, Llay Llay, La Calera y Viña del Mar.

La Calera y Viña del Mar.

“Este trayecto va a tener un tiempo estimado de viaje de una hora y media para conectar al Gran Valparaíso con el Gran Santiago, lo que es similar a lo que se demora el de la Ruta 68 por auto o por bus”, explicó el Mandatario.

Aunque aseguró que “la diferencia es que va a traer todos los beneficios que otorga el tren: certeza en los tiempos de viaje, no va a haber tacos, menos polución, mayor comodidad y también más seguridad para los usuarios; y esto a un precio similar al del pasaje en bus, porque para nosotros también es importante que sea asequible para todos y todas”.

Además, reflexionó que “una de las cosas que hizo la dictadura, entre tantas cosas malas, fue ir también desarmando la estructura de EFE, ir privatizándola, quitándole los apoyos que tenía, que le hizo inviable también su funcionamiento y ahí en adelante se fue deteriorando”.

“Por eso queremos impulsar servicios de transporte que cumplan con su función de conectar personas, familias, emprendimientos, lugares de trabajo y amigos; un servicio de calidad que esté al alcance de todos”, afirmó.

El proyecto contempla una inversión de 1.320 millones de dólares y se espera que esté operativa en el 2030.