La Brigada de Robos de la PDI investiga la sustracción de $80 millones de joyas, en un delito ocurrido durante las últimas horas en el centro de Santiago.

Todo ocurrió cuando cuatro sujetos, simulando ser detectives, llegaron hasta un departamento ubicado en calle Agustinas.

Los delincuentes le dijeron al habitante del lugar, un joyero pakistaní nacionalizado chileno, que querían fiscalizar unas joyas que había ingresado al país. Según los falsos policías, esto se hizo de forma ilegal.

Ante ello, mostró que contaba con los permisos correspondientes, momento en que fue amenazado con armas de fuego.

De ese modo, los delincuentes robaron los $80 millones en joyas contenidas en tres maletas y las subieron a un vehículo junto con la víctima. El hombre finalmente fue abandonado sin lesiones en 10 de Julio con Santa Rosa.

El subprefecto Carlos Guerra informó que los falsos detectives no portaban vestimenta de la PDI, sino que solo afirmaron ser parte de la institución policial.

Pero, agregó que los individuos portaban una carpeta donde había una fotografía de la víctima, la que hace pocos días volvió al país. Guerra señaló que se trabaja para establecer cómo ingresaron las joyas a Chile, para confirmar la versión entregada por el asaltado.

Finalmente, apuntó que el joyero tiene un local establecido en el sector de la Plaza de Armas de Santiago y hace 20 años se dedica a dicho rubro.

La PDI realiza diligencias para detener a los autores del robo.