El presidente Gabriel Boric salió a explicar sus polémicos dichos sobre el Poder Judicial, tras defender su indulto al exfrentista Jorge Mateluna.

Recordemos que el mandatario causó polémica luego de señalar que “tengo la más profunda convicción de que en el juicio a Jorge Mateluna hubo irregularidades y una valoración de la prueba que no estuvo a la altura de la justicia”.

Sus dichos fueron replicados duramente por la Corte Suprema, que aludió a las atribuciones constitucionales que tiene el Presidente de la República.

En medio de la controversia, y como una forma de cerrar la polémica, este martes el mandatario entregó una breve declaración pública donde intentó explicar sus declaraciones.

“Independiente de mi opinión personal del caso en cuestión, el indulto otorgado a Jorge Mateluna se funda en las atribuciones que como Presidente de la República me otorgan la Constitución y las leyes”, inició.

En ese sentido, recordó a sus antecesores en La Moneda, quienes también entregaron indultos particulares.

“Debo recalcar que comparto plenamente el recordatorio que hoy realizara la Corte Suprema, respecto de la importancia del inciso primero del artículo 76 de la Constitución, que establece de manera muy clara que ni el Presidente ni el Congreso pueden, en caso alguno, ejercer funciones judiciales”, apuntó.

“La facultad del indulto, de la cual que he hecho uso, no pone en cuestión esta norma esencial de la separación de poderes de nuestro sistema político, que yo personalmente respeto, valoro y haré respetar”, indicó Boric.

En esa línea, sostuvo que “sería una muy mala noticia para nuestro país que como Presidente de la República iniciara una disputa con el Poder Judicial, como desgraciadamente se ha hecho costumbre en otros países alrededor del orbe”.

“La independencia de los poderes del Estado es condición esencial de la democracia y yo como Presidente de la República la respeto íntegramente, y, por lo tanto, valoro y estoy de acuerdo con la declaración de la Corte Suprema”, sentenció.

Por último, destacó el debate que se ha originado en el Congreso a propósito de los indultos, luego que se planteara revisar esta herramienta constitucional.

“Con esta declaración espero dar por zanjada esta polémica, dejando en claro que cada poder del Estado tiene el deber legal y constitucional de respetar las atribuciones del otro y eso es lo que hoy estamos haciendo”, concluyó.