En prisión preventiva quedó Tomás Aguirre Martínez, chileno de 29 años, acusado de matar a un repartidor en Ñuñoa.

El hecho se produjo antes de las 19:00 del miércoles pasado, cuando el joven venezolano Heberth Sánchez, de 19 años, llegó hasta un edificio ubicado en la avenida José Pedro Alessandri.

Sánchez, quien se encontraba en Chile con su situación migratoria regularizada, llevaba unas hamburguesas para Aguirre, quien bajó a conserjería a recibir el pedido, pero con un cuchillo.

Fue así como entre ambos se habría producido una discusión, ya que el chileno habría reclamado por la demora en la llegada de su compra. Todo terminó cuando él acuchilló al repartidor, que murió en el lugar por la gravedad de las lesiones.

Aguirre, tras cometer el crimen, tomó sus hamburguesas y regresó a su departamento para comerlas. Allí fue donde lo encontró Carabineros, que lo detuvo luego de escuchar el testimonio de los conserjes.

El acusado fue formalizado ayer en el 8º Juzgado de Garantía de Santiago por el delito de homicidio. La Fiscalía Oriente obtuvo la prisión preventiva en su contra y se decretó un plazo de 60 días de investigación.

ESTE ARTÍCULO DESCRIBE UN PROCESO JUDICIAL EN CURSO
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)