Hasta medio millón de pesos la noche puede salir el arriendo de una terraza en el borde costero para presenciar el cambio de año en el litoral central. Aplicaciones y redes sociales ganaron terreno en la oferta, aunque muchos turistas prefieren la seguridad de un corredor a la hora de arrendar durante la época estival.