El presidente del Senado, Álvaro Elizalde y de la Cámara de Diputadas y Diputados, Vlado Mirosevic arribarán esta mañana al Palacio de La Moneda.

¿El motivo? Entregarle oficialmente al Presidente Gabriel Boric el “Acuerdo por Chile” alcanzado el lunes por la noche entre los partidos políticos –que contempla un Consejo Constitucional de 50 escaños y 24 expertos– y que habilita un nuevo proceso constituyente 2.0.

La reunión entre los líderes del Congreso, el Mandatario y la ministra de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Ana Lya Uriarte se concretará a menos de 24 horas de la ratificación del pacto.

Ad portas de ese encuentro, el senador Elizalde reveló que anoche, previo a anunciar oficialmente el acuerdo a la ciudadanía, junto a Mirosevic mantuvo una conversación telefónica con el jefe de Estado.

“Antes de anunciar el acuerdo junto al presidente de la Cámara hablamos por teléfono con el Presidente de la República, le dimos cuenta los detalles del acuerdo”, relató en diálogo con Radio Pauta.

Seguidamente, el timonel del Senado recordó que Boric “había hecho varios llamados instándonos a un acuerdo” mientras continuaban las negociaciones entre las fuerzas políticas.

“Por tanto, creo que el Presidente dirá lo que tenga que decir, yo no soy intérprete ni representante, pero nos manifestó que le parecía positivo que se hubiera arribado a un acuerdo por Chile de estas características”, agregó.

La última vez que el Presidente Boric hizo un llamado ante la opinión pública fue el 7 de diciembre, cuando los partidos políticos intentaban destrabar el mecanismo que redactaría la nueva Constitución.

En esa ocasión, además de instar a los representantes de las tratativas a lograr un acuerdo, el Mandatario flexibilizó su postura y se abrió a la posibilidad de que se instalara un órgano mixto.

“Nosotros desde la alianza de gobierno hemos defendido con mucha fuerza el principio democrático, y entendemos que para la actual oposición es importante el tener una convención mixta, en donde existan expertos designados por el Congreso. No es lo que a nosotros como alianza de gobierno nos gustaría, y hemos defendido hasta el final la importancia de un órgano 100% electo”, reconoció en ese entonces.

Sin embargo, también como Presidente de la República, tengo la convicción que es preferible un acuerdo imperfecto que no tener acuerdo”, admitió Boric.