A poco más de tres meses del inicio de las negociaciones constituyentes, los partidos políticos lograron alcanzar un acuerdo para habilitar un nuevo proceso constitucional.

El oficialismo y la oposición acordaron que el órgano que redactará la nueva propuesta de nueva Constitución estará compuesto por 50 personas electas y 24 expertos designados por el Congreso (12 cada Cámara).

Asimismo, las distintas fuerzas políticas pactaron que los expertos participarán elaborando un anteproyecto con ideas matrices sobre la cual trabajará el “Consejo Constitucional”, nombre que tendría el nuevo órgano.