A $700 mil millones asciende el perjuicio fiscal por el fraude de licencias médicas, esto entre el año 2021 y julio de 2022, lo que equivale al 25% del presupuesto de Fonasa.

El dato lo entregó la fiscal regional Oriente, Lorena Parra, en la extensa audiencia de formalización de 30 imputados acusados de diversos delitos en la tramitación de los mencionados documentos.

El ente persecutor formalizó a los acusados por varios delitos, entre ellos asociación ilícita, lavado de activos y fraude a subvención del Estado.

La Fiscalía Oriente pidió la prisión preventiva para 28 de los acusados, entre ellos decenas de médicos colombianos. Esto por el modus operandi utilizado, el número de delitos y de la reiteración de estos, más el actuar en grupo.

Finalmente, solo se otorgó la prisión preventiva para siete de los imputados, sindicados como los líderes de la organización ilícita.

Otros 21 quedaron con arresto domiciliario total, arraigo nacional y prohibición de emitir licencias médicas. En tanto, otra persona solo quedo con arresto domiciliario total y otra arraigo nacional, prohibición de comunicación con los imputados y firma mensual.

La organización ofrecía las licencias médicas a través de redes sociales y el valor a cobrar se estimaba según la cantidad de días reposo y si la consulta era presencial o por telemedicina.

Mediante agentes encubiertos, la PDI logró establecer el modus operandi de los captadores, y así poder desbaratar la organización.

Los líderes de la organización llevaban una vida de lujo, con compra de propiedades en la playa y en el campo, más la adquisición de vestimentas personalizadas y también joyas.

También se estableció que parte de las ganancias se depositaban en el extranjero y que incluso se indaga si hay profesionales que emiten licencias desde fuera del país.