Este viernes el Gobierno firmó la esperada modernización del acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), en una actividad encabezada por la canciller Urrejola, junto a jefe de la diplomacia europea, Josep Borrel en Bruselas.

Recordemos que la Unión Europea y Chile decidieron en 2017 actualizar su acuerdo de asociación de 2002, que rige los intercambios comerciales y las inversiones entre las dos partes.

Las negociaciones técnicas del nuevo acuerdo concluyeron en noviembre pasado, no obstante, para que pueda entrar en vigor, debe ser ratificado.

Esto último fue demorado, luego que el Gobierno decidiera revisar algunos aspectos, algo que le valió duras críticas al subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei), José Miguel Ahumada.

Al respecto, la canciller Urrejola defendió la demora, tal como lo hizo el propio presidente Gabriel Boric la semana pasada.

“Reiterar una vez más que el Gobierno no está en contra de los Tratados de Libre Comercio, lo que hemos planteado es la necesidad de revisar los mecanismos de resolución de conflictos”, señaló Urrejola en Bruselas.

“El acuerdo contempla el establecimiento de una corte permanente de inversiones, la que tendrá en su composición consideraciones de género, así como estrictos códigos de ética para sus miembros”, agregó.

“También contemplará una instancia de apelación, lo que mejorará sustancialmente este mecanismo de solución de controversias”, sostuvo la ministra de Relaciones Exteriores.

“Este instrumento se alinea con el objetivo de la política comercial chilena de asegurar la autonomía estratégica y regulatoria del país, permitiendo el desarrollo de políticas productivas, ambientales y otras áreas claves para el desarrollo nacional”, concluyó.

Los cambios que incluye el Acuerdo con la UE

Según destacan desde el Gobierno, esta modernización del acuerdo otorgará un mejor acceso al mercado europeo y ofrecerá mecanismos permanentes de solución de controversias entre inversionistas y estados eficaces, imparciales y previsibles.

De hecho, por primera vez para Chile, el acuerdo incluirá la creación de un sistema de tribunales de inversiones permanente para resolver los litigios entre inversionistas y Estados, el que contempla altos estándares éticos para jueces, instancias de apelación y consideración de género al momento de nombrar jueces.

Respecto de su contenido, este Acuerdo será el más verde que Chile haya firmado, estableciendo altos niveles de desarrollo sostenible, fomentando la protección ambiental y laboral.

Además, esta será la primera vez que la Unión Europea firme un capítulo de Género y Comercio en un acuerdo económico-comercial, promoviendo la igualdad de oportunidades y trato entre hombres y mujeres.

Asimismo, esta modernización incluirá un nuevo capítulo sobre comercio digital que aborda los actuales desafíos del comercio exterior.

Se estima que, considerando los plazos de estos procesos, se podría estar firmando el Acuerdo Modernizado a fines del próximo año e idealmente firmarlo en la cumbre de jefes de estado CELAC-UE, a realizarse en noviembre del 2023.

Luego de la firma, el Acuerdo de Asociación debe ser aprobado por los países que conforman el bloque comunitario europeo, por sus respectivos parlamentos, y por el Congreso Nacional de Chile.