Una familia denuncia haber vivido situación extrema el pasado sábado cuando acudieron a la ribera del Río Rapel. Según acusan, la hidroeléctrica sin previo aviso habría descargado millones de litros de agua, produciendo un brusco aumento del caudal que se llevó sus vehículos y que por poco los arrastra también a ellos. Lo anterior quedó registrado en un angustiante video, donde se escucha a una niña pidiendo ayuda: “Tía Claudia llama a algo, subió el agua, la camioneta está aquí y yo tengo que arrancar. Tía Claudia, por favor te lo pido”.