Según relató New York Post, tras la negativa de la madre, el menor tomó el arma que había en el hogar y bajó al sótano, en donde se encontraba su mamá lavando la ropa.

“¿Qué haces con eso? ¡Tíralo!”, le señaló la mamá, según el relato que dio después el propio niño. Luego, el menor le apuntó en la cara y le disparó, matándola en el instante.

Su familia alertó de su comportamiento

El niño avisó a su hermana de 26 años, quien avisó a la policía. Posteriormente, el niño le señaló a los policías que el disparo fue accidental, pero luego su familia llamó para decir que tenía sus dudad.

Esto, debido a la “falta de empatía” que mostraba, ya que el menor, al otro día de matar a su madre, accedió a su cuenta y compró el set de realidad virtual.

Joven que pidió que la mantengan se compró un aire acondicionado con donaciones

Finalmente, el niño confesó que mató a su madre luego de haberse molestado con ella por haberlo despertado a las 6 de la mañana y no a las 6:30, y por no acceder a comprarle el set que quería.

Según informó el medio local Milwaukee Journal Sentinel, la semana pasada el menor fue acusado en un tribunal de adultos por homicidio imprudente en primer grado y está detenido en el centro de detención juvenil del condado.

Cabe señalar que, tras la conmoción que ha causado, han surgido teorías en torno a un posible trastorno del niño, especialmente sobre una posible psicopatía infantil. 

No obstante, esto solo lo puede determinar un especialista adecuado luego de un determinado diagnósticoNo los familiares, ni los padres, ni los profesores, ni la gente alrededor, ya que muchos rasgos pueden ser confundidos y proceder de otro trastorno o problema.

Por otra parte, los padres pueden consultar a un psicólogo si ven algunos rasgos (maltrato animal, desafío de las normas, falta de remordimiento y total desinhibición), quien lo determinará. Además, el niño puede recibir un tratamiento e insertarse en la sociedad.