La ahora exjefa de asesores del Segundo Piso de La Moneda, Lucía Dammert, desmintió un reportaje que aseguraba que habría sido citada a declarar ante el FBI como testigo en un caso por narcotráfico que involucra a un político mexicano.

Se trata de Genaro García Luna, ex secretario de la Gobernación de México durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón, según asegura un reportaje de Interferencia.

El hombre está siendo investigado en Estados Unidos por tener supuestos vínculos con el peligroso Cartel de Sinaloa.

Según destaca la nota, Dammert habría asesorado estrechamente a García Luna, e incluso escribieron libros sobre reformas policiales y temas de seguridad. Algo que incluso la misma socióloga destacó en su currículum en LinkedIn.

Consultados al respecto por el mismo medio, fuentes de la policía estadounidense destacaron que la ahora exfuncionaria de Gobierno habría sido requerida en calidad de testigo.

“Tenemos algunas sospechas serias de que podría haber encubierto algunas acciones, pero por ahora no hemos hablado de apresarla pues ella se ha mostrado colaborativa. Claro, esto puede cambiar en la medida que avance la investigación”, destacó dicha fuente.

Lucía Dammert desmiente reportaje con citación del FBI

No obstante, a través de su cuenta en Twitter, la socióloga desmintió haber sido citada a declarar en este caso.

“Desconozco la existencia del proceso legal e investigativo que se menciona en la nota”, asegura.

Pero también, Dammert negó haber asesorado personalmente al expolítico mexicano.

“El medio digital Interferencia publicó una nota sobre mi persona que menciona hechos abiertamente falsos”, acusó.

 

Cancillería desmiente contacto entre Narváez y Urrejola

Pero además, según Interferencia, Dammert habría planificado aprovechar el viaje del presidente Boric a la Asamblea de la ONU, para dar su testimonio en Nueva York.

De hecho, según el mismo medio, la embajadora chilena ante el organismo internacional, Paula Narváez, habría advertido a la canciller Antonia Urrejola del posible conflicto que esto generaría.

Sin embargo, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores desmintieron algún contacto entre Narváez y Urrejola.

Así lo señalaron en un comunicado público donde se señala que “es completamente falsa la afirmación de que existió una comunicación entre la Embajadora Paula Narváez y la Canciller Antonia Urrejola para solicitar que la ex jefa de asesores no integrara la delegación oficial a la Asamblea General de Naciones Unidas”.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores lamenta que se pretenda involucrar a autoridades de esta cartera en aseveraciones falsas, basadas en antecedentes no verificados”, agregan.

Asimismo, acusan a Interferencia de no haber tomado contacto con la Dirección de Comunicaciones de Cancillería.

“Todas las afirmaciones que se le asignan a ambas autoridades son falsas”, insistieron.

“Llamamos a los medios de comunicación a la prudencia y al manejo responsable de la información que se difunde a la opinión pública”, cierran.