La situación se habría originado horas después del deceso de Isabel II. El sábado la Familia Real decidió entregar gestos de unidad.

Medios en Reino Unido dieron cuenta de una polémica situación ocurrida el pasado viernes en Balmoral. Esto se debe a que Carlos III habría dejado fuera a Harry de su primera cena real, a la cual sí asistió William.

De acuerdo a lo expuesto por el periódico EXpress, el duque de Sussex no recibió invitación de su propio padre. La velada se realizó horas después de la muerte de Isabel II. En ese momento Meghan Markle permanecía en Londres.

Según el reporte, aquella situación habría generado divisiones al interior de la familia, ya que en concreto se habrían llevado a cabo dos instancias para compartir.

“Se estaban organizando dos cenas en la finca real esa noche y había una clara división: una era para el nuevo rey y su heredero, la otra era para el resto de la familia”, expusieron.

Carlos III y Harry

El citado medio asegura que habría sido William quien extendió una invitación a su hermano y cuñada para que los acompañaran en el Castillo de Windsor.

Precisamente en ese lugar el grupo dio una señal de unidad ante la comunidad, ya que los cuatro salieron hasta las afueras del lugar para compartir con las personas que estaban apostadas.

El pasado sábado, en su primer discurso como rey, Carlos III tuvo breves palabras para su hijo menor y la actriz estadounidense.

“También quiero expresar mi amor a Harry y Meghan, mientras siguen llevantando sus vidas en el extranjero”, subrayó.

Hay que señalar que William fue proclamado el pasado sábado como nuevo Príncipe de Gales, por lo que es el primero en la sucesión al trono.