El horario de verano durará seis meses, por lo que en abril de 2023, los relojes deberán retrasarse 1 hora, para pasar nuevamente al horario actual de invierno.