La ministra del Interior y Seguridad Pública, Carolina Tohá (PPD), manifestó su expectativa de que para el próximo año Chile ya haya logrado establecer una nueva Constitución, antes de que se cumplan 50 años desde el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, que dio paso a una dictadura que implantó la Carta Fundamental que sigue vigente, aunque hasta hoy con cerca de medio centenar de reformas, principalmente en democracia, y la firma del ex-Presidente Ricardo Lagos.

En entrevista con El Diario de Cooperativa, consideró que “lo mejor para Chile sería que el próximo año tengamos el proceso constituyente resuelto (…) yo esperaría que cuando se conmemoren los 50 años del golpe de Estado tengamos acordada una nueva Constitución, sería lo más sano para todos y todas”.

Como nueva titular de Interior y, por consiguiente, jefa del gabinete ministerial, participó el martes en la reunión que convocó el Presidente Gabriel Boric a los timoneles de los partidos políticos con representación parlamentario, tendiente a iniciar los diálogos para un nuevo proceso.

“Estuvieron todos, Chile Vamos, el Partido de la Gente, las coaliciones que apoyan al Gobierno; el único que no estuvo fue el Partido Republicano. Y ahí se dijo transversalmente que esto debe ser rápido y con el mayor esfuerzo”, destacó.

“EL LENGUAJE DE LAS ADVERTENCIAS NO ES LO QUE NECESITAMOS”

Tohá, otrora timonel del PPD, se refirió también a las declaraciones del senador Daniel Núñez, quien condicionó esta semana la permanencia del Partido Comunista en la coalición de Gobierno -“si dice ‘en realidad estamos contentos con este modelo’, nosotros ahí tomamos nuestras cositas y nos vamos a la otra vereda”-, palabras que luego salió a explicar, argumentando que se trató de una “reflexión teórica” y asegurando que el compromiso de la tienda para con el Ejecutivo de Boric es “a toda prueba”.

El lenguaje de las advertencias no es lo que necesitamos. Necesitamos una mirada muy a fondo de lo que pasó en nuestra sociedad con motivo del resultado que tuvimos el domingo. Y el desafío como Gobierno y coalición es buscar una manera de cumplir nuestro compromiso con la ciudadanía, a partir de la realidad que tenemos hoy2, comentó la ministra.

“Debemos tener la capacidad de leer el momento, encontrar herramientas en este contexto, de recuperarnos del plebiscito para sacar adelante las promesas ciudadanas”, continuó, subrayando que “no basta sólo con reafirmarlas y mover esas banderas, (sino que) tenemos que lograr éxitos en el avance de esa agenda, y con ese propósito llego como jefa de gabinete a este Gobierno”.

De todas formas, defendió que “la coalición ha estado muy firme y unida, cohesionada en este proceso post plebiscito, y he sentido un apoyo contundente a las decisiones del Presidente; voces distintas siempre hay, y hay personas que tienden permanente a estar en voces distintas, (y) mi disposición de diálogo es con todas las voces, incluso las más críticas”.

“SERÍA UN ERROR QUE PARTE DE LA DERECHA RETROCEDER EN SUS COMRPOMISOS”

Sobre el escenario político tras el contundente triunfo del Rechazo, Tohá cree que, “sin duda, va a haber en alguna parte de la derecha una tentación de retroceder respecto de sus propios compromisos o en la disposición de colaborar con el avance programático de las reformas que la ciudadanía espera”.

“Yo espero que eso no sea mayoritario”, expresó, resaltando que “he visto también señales de dirigentes importantes de los sectores de derecha que han reafirmado su ánimo de colaborar y a mantener por cuerdas separadas el debate constitucional de la agenda legislativa”.

De todos modos, hizo un llamado a cambiar la mirada que se da luego de cada votación popular, “porque (generalmente) la última elección genera una distorsión de la realidad y al que le va bien se marea y cree que las lleva todas“.

“Esta vez sería un gran error para los sectores que triunfaron con el Rechazo leer las cosas así, porque el Presidente Boric también tiene un mandato con el que ganó para hacer reformas”, concluyó.