La vocera de Gobierno, Camila Vallejo, explicó el fallido nombramiento de Nicolás Cataldo (PC) como subsecretario del Interior, sosteniendo que las nominaciones sólo se concretan hasta que el presidente Gabriel Boric firme el decreto, y que él puede determinar quién forma parte o no del Gabinete.

La vocera de Gobierno, Camila Vallejo, se refirió la noche del martes al cambio de Gabinete y las reuniones que ha sostenido el Ejecutivo con partidos políticos, tanto del oficialismo como la oposición.

Junto con destacar el carácter de la instancia, la vocera también se refirió al fallido nombramiento de Nicolás Cataldo (Partido Comunista), como subsecretaria de Interior, luego que se difundieran antiguos tuits ofensivos contra Carabineros.

Incluso, se había emitido un comunicado de prensa con el nombramiento de Cataldo, pero Vallejo aseguró que las designaciones sólo se confirman cuando el presidente firma un decreto.

“Un comunicado de Presidente que efectivamente salió, pero las nominaciones no están hasta que se concretan y eso siempre es así, y es el Presidente el que hace estas definiciones. Siempre el Presidente evalúa y determina su gabinete, en el momento en que se hacen y en el que se firman los cambios”, indicó la ministra.

“La valoración del subsecretario Cataldo ha sido muy importante, muy positiva. Ha llevado, además, un tema del fortalecimiento de la Educación de manera impecable. Un tremendo cuadro político e independientemente de los trascendidos y lo sucedido con el comunicado, esa valoración, por cierto, que sigue”, añadió.

Ayer, cerca de las 12 horas, se había conocido un comunicado, en donde se indicaba que la Subsecretaría del Interior, encabezada por Manuel Monsalve del PS -carta para la Segpres- sería asumida por Nicolás Cataldo del PC.

Sin embargo y tras conocerse una serie de publicaciones en Twitter contra carabineros, la oposición salió a criticar el nombre. El Presidente debió actuar rápidamente y mover las piezas nuevamente, esta vez, a contrarreloj.

“Pacos infiltrados” y “carabineros torturadores”, son parte de los epítetos que lanzó en 2011 en contra de la policía uniformada.

Finalmente, el mismo Monsalve, quien originalmente pasaría a ser ministro de la Segpres, seguirá como subsecretario del Interior.