La ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, salió al pasado del desubicado comentario que realizó Andrés Molina, uno de los fundadores de Evópili, quien ayer cuestionó la vestimenta de la secretaria de Estado y de las autoridades que la acompañaban en un punto de prensa desde La Moneda.

Molina, en su cuenta de Twitter, compartió la imagen de las autoridades y comentó: “Al parecer anduvieron de shopping en la ropa americana”.

En redes sociales lo acusaron de “clasista” a lo que él respondió: “¿Clasista? Se trata de buen gusto , entiendo que pueden vestirse dónde quieran con el sueldo que tienen”.Y más tarde, en el mismo Twitter, continuó defendiendo su reprochable comentario “de moda” manifestando: “¡¡Poco Humor en esta red!! ¡Ojalá después del domingo mejore!”.

Hoy, luego de la polémica, la propia Camila Vallejo salió al paso de esta polémica, sin dirigirse a Molina sino que a las niñas y mujeres: “A todas las niñas y mujeres que aspiren a tener un cargo de representación popular o no, quiero decirles que cada vez importa menos lo que digan u opinen sobre nuestra apariencia o cómo nos vestimos. La violencia simbólica existe. Nunca olviden lo especiales y poderosas que son“.