Tras una audiencia que bordeó las seis horas, el Juzgado de Garantía de Temuco, región de La Araucanía, decretó la prisión preventiva para el líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), Héctor Llaitul, tras ser formalizados por cinco hechos, entre los que se encuentran el llamado al alzamiento armado y un robo de madera. Se decretó un plazo de investigación de treinta días.

El Juzgado de Garantía de Temuco, región de La Araucanía, decretó este jueves la medida cautelar de prisión preventiva contra el líder de la Coordinadora Arauco-Malleco, Héctor Llaitul.

Llaitul fue detenido este miércoles por personal de la Policía de Investigaciones, cuando se encontraba al interior de un restaurante de la comuna de Cañete, región del Bío Bío.

A su vez, el también vocero de la CAM fue formalizado por los delitos de usurpación violenta, incitación a la destrucción de instalaciones privadas y el robo de madera por casi 90 millones de pesos.

En ese sentido, Héctor Llaitul cumplirá su prisión preventiva en el Centro de Cumplimiento Penitenciario del Bío Bío.

Eso sí, el abogado defensor, Rodrigo Román, pidió que el cumplimiento de la cautelar se lleva a cabo en el CDP de Temuco, en razón del origen mapuche del imputado, toda vez que ahí se encuentra un módulo para albergar a personas de la etnia.

La audiencia en cuestión tuvo una duración cercana a las seis horas.

Asimismo, se decretó un plazo de treinta días para dar por finalizada la indagatoria de la causa.

“Llaitul debe responder ante la justicia”

Consultado por la situación judicial del líder de la CAM, el Presidente de la República, Gabriel Boric, precisó que “nadie está por sobre la ley y nuestro Gobierno tiene la voluntad sincera de avanzar hacia una solución de fondo en el conflicto que tenemos en el sur”.

Además, añadió que “el señor (Héctor) Llaitul ha reiterado de manera pública su nula disposición, y de la organización que lidera, de abandonar la vía violenta. Y, por lo tanto, como corresponde a todo ciudadano, debe responder a la justicia. Y eso es lo que está sucediendo en este momento en nuestro país. Estamos haciendo funcionar a las instituciones”.

“Insisto, reitero, y no me voy a cansar (de decirlo): la violencia no es el camino y quienes quieran seguirlo, se van a enfrentar a todo el estado de derecho como corresponde”, complementó.