Una polémica situación volvió a salir a la luz en la comuna de Constitución, región del Maule, luego que un vecino acusara que una denominada “Toma VIP” que fue desalojada en febrero pasado volvió a ser habitada.

Un vecino de una “Toma VIP” que había sido desalojada en Constitución, región del Maule, en febrero pasado acusó que las personas que fueron sacadas de dicho punto regresaron al lugar.

Al respecto, el habitante de la comuna indicó a Mega que “en las cabañas de la ‘Toma VIP’ está todo igual, como siempre ha estado. Después del desalojo que hicieron allí, volvieron a lo mismo. Aquí están todos habitando las cabañas”.

“Aquí llegan mucho los turistas y gente particular también. No sé si son hoteles y los arrendarán por la noche”, agregó.

En ese sentido, el vecino planteó que “se olvidó lo que había pasado, pero a los dos, tres días, ya estaba todo aquí otra vez. Eso ya es normal, ellos ya se tomaron esto y son los dueños y señores”.

“Hay una injusticia tremenda, porque aquí existen los ‘pitutos’. Una persona común y corriente no puede hacer lo que ellos hacen en un lugar que no corresponde”, enfatizó.

Por su parte, el capitán de puerto de Constitución, Diego Aguilera, apuntó que en la actualidad “se está verificando una eventual ocupación que alguna persona estaría intentando realizar de las estructuras, por lo que se están haciendo los chequeos administrativos para contrastarlos y ser denunciado si es necesario a la delegación presidencial”.

Situación preocupante

El concejal de la comuna, Richard Rodríguez, se refirió a la situación, sosteniendo que “hoy en día son mas de cuarentas construcciones de altos estándar (…) Es una situación preocupante que se arrastra desde el año 2016”.

“Si tú te das una vuelta, te das cuenta que aún hay gente ocupando las cabañas de todas maneras”, precisó Rodríguez, agregando que “la gente, públicamente no ha reclamado mucho, pero si hay personas que te plantean la inquietud de saber qué es lo que va a pasar”.

A ello, sumó que “el 24 de febrero se envió un decreto a la Capitanía de Puerto que ordenaba la demolición de estas construcciones, porque de acuerdo a las normas establecidas es el alcalde quien define las demoliciones”.

Eso sí, señaló que “la respuesta de la Capitanía de Puerto dice que el municipio no tiene ninguna incidencia porque estos recintos son administrados por la Armada de Chile y tendría que ser la orden directamente del Ministerio de Defensa, entonces como que te ponen en una encrucijada”.

Lorenzo Toledo, también concejal de la comuna costera, aseveró que “hoy en día la ciudadanía está molesta, sienten que la están pasando a llevar (…) Un terreno está siendo aprovechado de manera ilegal”.

“La gente vio que la pasaron a llevar, porque esto es un espacio público (…) De mi parte veo que no hay ningún avance, están dando puros ‘mejoral’ y eso hoy en día no es la solución. Queremos soluciones concretas”, afirmó.

“Esto ya viene hace años atrás, tres, cuatro años, donde ya venían con intenciones de construir y formaron todo un proyecto turístico, un proyecto deportivo y de un momento a otro vimos toda poblada la playa”, acusó el concejal Michael García.

Además, García indicó que “en un momento explotó esto, lo hicimos saber, pero más allá de esto no ha pasado nada, entonces uno se queda con esta sensación de que si habrá corrupción o cosas que están ocultando”.

“De ‘toma’ y de ‘VIP’ no tiene nada”

Alonso Basualto, abogado de la denominada “Toma VIP”, manifestó por su parte que “de ‘toma’ y de ‘VIP’, en verdad, no tiene nada. Esta situación se ha confundido”.

“Hemos tenido que enfrentar una ofensiva mediática y de información que ha estado a cargo de ustedes, de Meganoticias, otros canales y de la municipalidad, específicamente del alcalde a la fecha de la Municipalidad de Constitución”, aseveró Basualto.

En esa línea, indicó que “este es un inmueble que tiene un antecedente determinado, este es un bien de propiedad fiscal que fue inscrito por el Consejo de Defensa del Estado en 1971 por orden del Gobierno”.

“El Consejo preparó los antecedentes y señaló que tenía títulos inmemoriales desde el años 1840 y tantos respecto de ese inmueble que mide exactamente 73 mil metros”, afirmó Alonso Basualto.

A ello, agregó que “está el título preparado e inscrito legalmente en el Conservador de Bienes Raíces de Constitución a nombre del Fisco de Chile”, exponiendo que “estos 73 mil metros están en el borde costero en el sector de playa Magullines, en donde además hay un puerto, y esa es la vinculación y la razón que tiene toda esta situación”.

Además, el abogado sostuvo que a finales de la década del sesenta estas propiedades “era de celulosa Arauco, de celulosa Constitución y finalmente quedaron a nombre de la Corfo, y como empresa de propiedad fiscal, entonces el Fisco y el Ministerio de Haciendo elaboró lo que hasta el día de hoy es el puerto que está en playa Maguillines”.

“El Consejo de Defensa del Estado inscribió esta propiedad al nombre del Fisco y la sobrepuso -y lo digo con responsabilidad- en territorio de propiedad en ese tiempo de forestal Copihue, hoy forestal Mininco SPA”, acotó.

Finalmente, Basualto señaló que “los antecedentes no son como se los han planteado a ustedes. Hay antecedentes documentales de las formas y las circunstancias en las cuales mis representados ocuparon. No es una ocupación arbitraria (…) Si no hemos sido eliminados, sacados o desalojados es por algo. Esa propiedad además tiene una doble jurisdicción, la de borde costero que depende del Ministerio de Defensa y a continuación es un inmueble de propiedad fiscal”.