El pequeño fue atacado en Puente Alto. Carabineros logró dar con el cuidador del animal, quien se había dado a la fuga tras el hecho.

Un niño de un año y cuatro meses fue mordido por un perro en la vía pública, en Puente Alto, el lunes. Carabineros llegó hasta el lugar tras ser advertidos por vecinos. El pequeño se encuentra internado en el Hospital Sótero del Río con lesiones menos graves, sin riesgo vital. De acuerdo al comandante Claudio Pavez, de la 38ª Comisaría Puente Alto, el cuidador del bull terrier logró ser identificado, pese a haber dado a la fuga. El individuo fue trasladado a la unidad policial y la Fiscalía determinó que quedara en calidad de denunciado.