En la canasta de productos destacó el alza de precios de la gasolina y la electricidad. Expertos prevén que la inflación comience a decrecer en el último trimestre de 2022, pero ello dependerá de diversos factores.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) comunicó que en julio el Índice de Precios al Consumidor (IPC) anotó un aumento mensual de 1,4%, acumulando alzas de 8,5% en lo que va de 2022 y 13,1% a doce meses, su mayor registro desde inicios de 1994.

El avance del índice en julio fue mayor a lo que proyectaban los expertos, que en línea con el Gobierno prevén que en el último trimestre de este año la inflación comience a decrecer.

Eso sí, en ese punto de inflexión influirían diversos factores, como el valor de materias primas, del petróleo y la evolución del tipo de cambio.

IPC de julio

De acuerdo al reporte, diez de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual del índice, una presentó incidencia negativa y una registró nula incidencia.

Entre las divisiones con alzas en sus precios destacaron “transporte (3,4%) y alimentos y bebidas no alcohólicas (1,9%)“, detalló el INE.

La división que registró disminución en sus precios fue vestuario y calzado (-2,7%).

Productos

-Gasolina: En julio presentó un aumento mensual de 4,6%. Acumuló 22,1% al séptimo mes del año y 32,3% a doce meses.

-Automóvil nuevo: Anotó un aumento mensual de 2,7% y variaciones de 12,7% en lo que va del año y de 26,5% a doce meses.

-Servicio de transporte en bus interurbano: Registró un alza mensual de 14,4%, acumulando 11,6% en lo que va de 2022 y 43,0% a doce meses.

-Electricidad: Consignó un alza de 3,7%, acumulando 4,1% en lo que va del año y 4,2% a doce meses.

-Tomate: Tuvo una disminución mensual de 11,3%, registrando una variación de 20,1% en lo que va de 2022 y de 16,6% a doce meses.

-Gimnasios: Registró una disminución mensual de 3,7%, acumulando -2,3% en lo que va del año y 4,8% a doce meses.