La Brigada de Homicidios de la PDI investiga la muerte de un conductor de una aplicación móvil en Estación Central, donde se trabaja para confirmar si hubo o no un asesinato.

Todo comenzó a eso de las 5:00 de la madrugada, cuando el chofer habría iniciado una carrera con un número indeterminado de pasajeros.

Al llegar a la intersección de calle Uno con pasaje 11, donde fue intimidado por los supuestos asaltantes y abandonado en el lugar.

Sin embargo, a pocas cuadras, los sujetos abandonaron el vehículo ante la imposibilidad de continuar desplazándose por un sistema de cortacorriente.

El prefecto Víctor Ruiz, jefe de la Brigada de Homicidios, señaló que la víctima es un hombre de 58 años que laboraba para una aplicación móvil.

Añadió que el individuo salía de su casa a trabajar con una rutina habitual, circulando por las calles de la capital en un vehículo de su propiedad.

Ruiz indicó que por ahora se baraja la teoría de un robo con intimidación y violencia, pero no se ha descartado que exista un robo con homicidio.

El detective señaló que el cuerpo del conductor presenta lesiones, pero a simple vista no se pudo establecer si estas son del tipo homicida.

Por ello, la autopsia realizada por el Servicio Médico Legal será clave para establecer cuál fue la causa de muerte.

Finalmente, en el sitio del suceso se reportó que la víctima no tenía su teléfono celular, lo que ha complicado la identificación de quién le solicitó el viaje que derivó en el robo de su auto.