Entre 350 y casi 400 millones de dólares de ganancia, habría percibido la empresa Metrogas durante los últimos 5 años, gracias a un resquicio legal que les permite cobrar un sobreprecio de hasta 20% más a los hogares, de acuerdo a un reportaje televisivo, publicado este domingo.

Según una investigación de CHV, en base un informe de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), la compañía de gas natural utilizaría un método legal, pero aparentemente ilegítimo, para inflar el precio del producto, mediante un intermediario, creado por ellos mismos.

Antecedentes y ley para regular rentabilidad

De acuerdo al reportaje noticioso, hasta el 2017, las empresas de gas -entre ellas Metrogas- vendían el producto a los clientes con precios inflados. Por lo anterior, la expresidenta Michelle Bachelet, presentó un proyecto de ley para regular las rentabilidades de estas compañías, lo que permitiría disminuir el precio final a los consumidores.

Pocos meses antes de la entrada en vigor de la ley, Metrogas -con casi 800 mil clientes actualmente- creó una empresa espejo llamada Agesa, es decir, con los mismos dueños y estatutos, pero con diferente nombre.

Este movimiento permitió que la empresa cuestionada dejara de comprar gas de cañería a GNL, como lo hacía antes, y fuera Agesa quien adquiría el producto de GNL y luego lo vendiera a Metrogas, a un precio mayor.

Lo anterior significó que la alta rentabilidad del gas fuera de la compañía espejo y no de Metrogas, quienes presentaban una baja rentabilidad, al adquirirlo más caro, desde su propia empresa.

Reportaje por sobreprecio de Metrogas e informe de la FNE

El contrato celebrado entre Metrogas y Agesa, permitió “elevar de manera importante los costos”, de acuerdo al informe de la FNE, presentado en el reportaje.

Metrogas fue “la única empresa distribuidora de gas natural que no tuvo que ajustar sus márgenes a la baja (…) por el contrario, pudo mantenerlos o incluso subirlos”, señala el informe de la Fiscalía.

Desde la entrada en vigencia de la mencionada norma, la cuestionada compañía de gas, cumple con la rentabilidad máxima, mientras que las ganancias se las lleva Agesa, una empresa no regulada.

Metrogas estaría actuando bajo la ley

Como se consigna en el reportaje, mientras Metrogas traspasaba los contrato a Agesa y el Congreso discutía la ley presentada por Bachelet, se agregó el artículo duodécimo transitorio, que fue aprobado por los parlamentarios.

El precepto legal abría la posibilidad para lo que ha hecho la compañía hasta ahora. Según la norma, están exentos los contratos celebrados antes de la entrada en vigencia de la ley.

Acorde a ello, todo este tiempo Metrogas estaría actuando conforme a la regulación y no habría cometido ningún ilícito.

Los descargos de Metrogas tras el reportaje

De acuerdo a lo informado por la FNE, los ingresos adicionales de Metrogas, por medio de Agesa, rondan entre los $65 mil y $68 millones al año, es decir, entre 350 y casi 400 millones de dólares, en 5 años. Las cifras solo son comparables con el total ganado por la colusión del papel higiénico.

A través de una declaración pública, Metrogas dijo a CHV que “Agesa cumple un servicio donde participan otras empresas del mercado, tanto públicas como privadas, que tiene como objetivo el aprovisionamiento o comercialización mayorista, incluyendo la logística del mercado de GNL y sus respectivos riesgos, buscando conseguir un suministro de gas competitivo, cubrir los riesgos mencionados y garantizar el suministro”, señaló la firma.

En esa línea, la compañía sostiene que “de todas las distribuidoras de gas natural, Metrogas es la empresa sin subsidio estatal, con el menor costo de aprovisionamiento, según se desprende de la figura 36 del Informe de la propia FNE. Esto permite que los clientes opten al precio más barato del mercado”.