El dólar profundiza su caída frente al peso chileno y toca mínimos desde mediados de septiembre del año pasado debido a una diminución del temor de los inversionistas sobre el conflicto Rusia-Ucrania-EEUU tras el anuncio de sanciones.

La divisa estadounidense se cotiza en una punta vendedora de $ 787,94, lo que implica una caída de $ 5,50. Se trata de la tercera baja consecutiva.

Pese a la compleja situación en Europa del este, que tiene como telón de fondo la negativa del presidente de EEUU Joe Biden de reunirse con su par ruso, Vladimir Putin, los riesgos de duras sanciones comerciales de energía siguen siendo bajos dadas las consecuencias económicas globales dañinas que generaría, dijo el banco privado suizo Julius Baer.

En tal contexto, hay que señalar que la mayoría de los mercados mundiales suben a esta hora. El dollar index que mide a la divisa frente a una canasta de seis monedas líquidas, entre ellas el euro, experimenta una baja de 0,1% en este momento.

“Se estima que todavía hay espacio para una solución pacífica. Las sanciones económicas anunciadas por EE.UU., y los países de la OTAN se consideran notan drásticas como podrían haberlo sido”, afirmó Guillermo Araya, de Renta 4.

“Nos mantenemos en el canal lateral de 790 y 800, siendo los 800 un techo importante en las últimas semanas. Durante la noche las bolsas se recuperaron el terreno perdido durante el cierre del día de ayer. Si se mantiene el optimismo en el mercado podríamos ver una ruptura de los 789 y ir en busca de los nuevos mínimos del año post Marcel”, dijo Rodrigo Castillo de BeFx.

Además de la situación global, los inversionistas están expectantes sobre el gobierno de Gabriel Boric que está próximo a asumir. Ello en medio de las reuniones bilaterales que han sostenido esta semana los ministros de ambas administraciones, la cual tuvo su punto más álgido ayer tras la cita entre Rodrigo Cerda y Mario Marcel en Hacienda, la cual generó evidentes roces debido al anuncio de la extensión del IFE.

“El dólar cotiza en los 790 en un contexto internacional tenso y mientras, en el plano local, se prepara para el cambio de mando, donde los primeros 100 días serán claves en cuanto a medidas para regular el crecimiento económico y la inflación”, afirmó Ángel Rubilar, Analista de Libertex.