El presidente Sebastián Piñera anunció este lunes el inicio del primer pago de la Pensión Garantizada Universal (PGU), que beneficiará a cerca de 2,5 millones de adultos mayores.

“Lo mejor que puede hacer un país para mostrar que es un país humano, civilizado, es tratar bien a sus niños y a sus adultos mayores. Y eso es lo que hemos intentado hacer como Gobierno”, señaló.

El Mandatario explicó que la PGU se traduce en que todos los adultos mayores de 65 años -excluyendo solamente al 10% de mayores ingresos- van a recibir $185.000 mensuales, se encuentren trabajando o ya pensionados. “Se agregan a la pensión que cada uno tiene, en base a sus propios ahorros previsionales”, agregó.

“$185.000 es la línea de la pobreza y, por tanto, estamos asegurando que ningún adulto mayor en nuestro país quede en condición de pobreza”, indicó Piñera, a quien le resta un poco más de un mes para dejar La Moneda.

Durante este lunes se realizarán más de 11 mil pagos PGU, que irán en directo beneficio de personas ya jubiladas. En los próximos días se seguirán sumando más beneficiados.

Esta medida sustituye los beneficios del Pilar Solidario con mayores montos, además de incrementar el monto de la Pensión Básica Solidaria de Invalidez y la cobertura del Pilar Solidario de Invalidez, pasando del 60 al 80% más vulnerable de la población.

“Dos y medio millones de adultos mayores, hombres y mujeres, van a recibir esta Pensión Garantizada Universal. Eso significa que además de todos los que están beneficiados, antes con el Pilar Solidario, y que van a ver mejoradas sus pensiones, 600 mil chilenas y chilenos van a agregarse a las personas que reciben apoyo del Estado para mejorar sus pensiones”, concluyó el Presidente.