Durante la madrugada de este domingo, un delincuente que intentaba robar a una pareja de ancianos en las afueras de Buenos Aires, terminó muriendo producto de un disparo ejecutado por él mismo.

De acuerdo con la información entregada por el medio trasandino TN, el hecho ocurrió luego de que dos personas de 78 y 79 años llegaran hasta su vivienda y se encontraran con dos sujetos encapuchados en el patio de la casa.

En ese momento, comenzó un forcejeo entre el hombre mayor y uno de los bandidos, que terminó con un disparo accidental por parte del ladrón que le dio a este último en la pierna izquierda. Acto seguido, intentó huir, pero falleció a unos 70 metros del inmueble. El otro delincuente pudo escapar, ileso.

Según el medio citado, la herida le terminó causando la muerte debido a que el impacto balístico fue en el muslo, específicamente en la arteria femoral, la cual constituye una de las mayores fuentes de irrigación del cuerpo humano.

La causa fue catalogada como “homicidio y robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa”. Desde la comisaría de la Villa Bosch, en donde ocurrió el suceso, están investigando para poder encontrar al ladrón que huyó tras el delito.