En la primera y segunda votación ninguno de los constituyentes obtuvo los votos necesarios para ser electo presidente del órgano constituyente (78 preferencias).

En las dos primeras Ramona Reyes (Colectivo Socialista), que contó con el respaldo del Frente Amplio, sacó amplia ventaja, pero no alcanzó los 78 apoyos requeridos y después de almuerzo “se desinfló”, luego de que su postulación desatara una ola de cuestionamientos en redes sociales respecto de su manejo de las finanzas como alcaldesa de la Municipalidad de Paillaco.

Las principales mayorías en la segunda ronda fueron Reyes, con 54 votos; el constituyente diaguita Erick Chinga, con 34; y Bárbara Rebolledo (IND-Evópoli), con 33 sufragios.

Una tercera votación se realizó poco antes de las 16:00 horas: Cristina Dorador (Movimientos Sociales Constituyentes) tomó la delantera con 46 apoyos; seguida por Chinga, con 33; Rebolledo, con 31; y Patricia Politzer, con 29.

El nombre de Ramona Reyes desapareció en esta ronda, donde recibió apenas tres votos, luego de que el apoyo que le entregó el FA se fuera diluyendo y el bloque terminara optando por Dorador. En el Colectivo Socialista, en tanto, optaron por respaldar a Politzer. 

Durante el receso previo a la cuarta votación, el Colectivo del Apruebo -integrado por Agustín Squella, Fuad Chahin, Felipe Harboe, Eduardo Castillo, Luis Barceló y Rodrigo Logan- decidió impulsar la candidatura de Patricio Fernández (Independiente-Partido Liberal), mientras que el Partido Comunista casi completo cambió su voto por Chinga y se inclinó por Dorador.

En la previa de la votación, Chinga afirmó que “no sabemos lo que pasará, nosotros igualmente no venimos a negociar ni transar absolutamente nada, aquí venimos a exigir los derechos del pueblo y entraremos con eso”.

Mientras que la convencional Beatriz Sánchez indicó que “nadie tiene los votos asegurados, por eso se le pone emoción al proceso que viene y eso vamos a ver ahora. Creo que el sistema papal sea una conversión permanente hasta que alguien alcance los votos”.

Además, adelantó que en el Frente Amplio “ahora estamos viendo esa posibilidad de apoyar a Ramona, que va como candidata a la presidencia, básicamente porque creo que Ramona representa muchas cosas que son muy importantes y que creo que son señales”.

“Ella es una mujer mapuche, una mujer que ha estado en la administración, buscando acuerdos siempre como alcaldesa en una zona compleja del sur del país, no es de Santiago, es de regiones, con la dificultad que eso implica, no solamente para las mujeres”, puntualizó Sánchez.

DETALLES DEL CAMBIO

El cambio se debe a que en esta jornada se cumplen seis meses exactos desde la instalación del órgano constituyente, fecha en la que su reglamento estipula renovar la mesa directiva.

La elección de los nuevos líderes de la Convención se realizará mediante una votación del pleno que requiere la mayoría absoluta de los convencionales en ejercicio, es decir, la mitad más uno.

El reglamento también detalla que la mesa directiva debe estar compuesta por siete vicepresidencias adjuntas -dos reservadas a pueblos originarios- que requieren un mecanismo diferente al de la presidencia para ser electos: se requiere el patrocinio de al menos 24 convencionales y de ocho en el caso de los escaños indígenas.

La nueva mesa dirigirá la Convención Constituyente por los próximos tres meses, que es el tiempo que resta de trabajo según lo estipulado. En caso de decidir una prórroga, deberán ser ratificados en sus puestos, sino los cargos serán elegidos nuevamente según las mismas reglas.