El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, fue consultado este viernes por la posición del Gobierno ante la muerte de Lucía Hiriart, viuda del dictador Augusto Pinochet, fallecida durante la tarde de ayer jueves.

Hasta ahora, nadie en La Moneda se había referido públicamente al tema y el titular de Interior habló escuetamente del asunto, aludiendo a la petición de respeto de parte de la familia ante el deceso de Hiriart.

“Como Gobierno nosotros adherimos a esa privacidad, no tenemos mucho más que comentar al respecto”, señaló.

Así también dijo que “este es un Gobierno que ejerce, valora y promueve la democracia, y en ese contexto nuestro legado como Gobierno será el que nunca la violencia le gane a la democracia”.

En esta línea indicó que como Gobierno “nunca van a justificar ningún tipo de violencia, nosotros empatizamos con todas las personas, con todas las familias que han perdido a alguien en el pasado producto de esa violencia. No queremos que en Chile eso vuelva a ocurrir”.

El ministro del Interior se refirió a lo anterior, al ser consultado por lo que habían declarado los familiares de los detenidos desaparecidos tras la muerte de Lucía Hiriart.

Murió en la impunidad, muere enferma y a su edad tranquilamente en su casa, y eso demuestra la impunidad que vivimos en hechos de Derechos Humanos los familiares de las víctimas”, lamentó Alicia Lira, líder de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos.