La planta desalinizadora Duao-Iloca fue financiada a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional del Gobierno Regional del Maule y su monto de inversión fue de $758.298.496 millones.

La Gobernadora Regional, Cristina Bravo, señaló que “estamos en esta vista inspectiva de esta planta desalinizadora de agua, porque esta es una tremenda oportunidad para todas aquellas comunidades que requieren de agua potable. Nosotros en la Región del Maule, desde el Gobierno Regional constantemente estamos aprobando proyectos que apunten a mitigar el déficit hídrico que existe y es por eso que el compromiso junto a la Embajada de Israel es implementar esta misma planta desalinizadora en otras comunidades de la región que necesitan una solución y que nuestros vecinos necesitan tener agua potable”.

Destacar que en el contexto del fenómeno de escasez hídrica, la única solución disponible en el corto plazo es la distribución vía camiones aljibes, la cual se ha demostrado a nivel país como insostenible y por eso surgió la solución de instalar una planta desalinizadora automatizada con capacidad de generar hasta 250 m3/día de agua potable.

Se hace relevante mencionar que el sistema es alimentado de manera híbrida, ya que se cuenta con una planta fotovoltaica que apoya la alimentación trifásica de la planta.

El Alcalde de Licantén, Marcelo Fernández, dijo que “nuestro fin es innovar siempre para el bien de nuestra comunidad, ésta es una innovación en el ámbito de la escasez hídrica, queremos en este caso, a través de la tecnología israelita que han sido pioneros en el mundo, poder llegar con soluciones reales a la gente”.

La Presidenta de la Junta de Vecinos de Duao, Clara Correa, acotó que “esta planta desalinizadora nos va a beneficiar en mejorar la calidad de vida de todos los habitantes, tanto del sector como los que nos llegan a visitar”.