El Noveno Juzgado de Garantía de Santiago declaró admisible la querella presentada por la Municipalidad de Maipú en contra de la exalcaldesa Cathy Barriga (independiente pro Chile Vamos), donde se le acusa de fraude al fisco por un monto superior a los $21 mil millones.

La acción judicial, que también persigue a todos los que resulten responsables de aquel delito, fue anunciada el pasado miércoles por el actual jefe comunal Tomás Vodavonic (RD).

En el texto se acusa que Barriga “ideó, diseñó e implementó una minuciosa estructura orgánica y funcional que le permitió vulnerar todos los mecanismos de control que la ley contempla para la correcta utilización de los recursos públicos mediante la suscripción del Decreto Alcaldicio Nº4182 de 9 de diciembre de 2016, a sólo 3 días de haber asumido el cargo de alcaldesa, que redistribuía funciones entre sus colaboradores cercanos de manera arbitraria y manifiestamente contraria a las normas que rigen la función pública”.

Según la querella, de esta forma la administración de la exfigura televisiva “le ocasionó a la Ilustre Municipalidad de Maipú un perjuicio que a junio del año 2021 asciende al menos a $21.692.233.378. Lo más grave S.S. no sólo es constatar el enorme déficit fiscal que la querellada le causó al patrimonio municipal sino que, dada la prolijidad del mecanismo de defraudación, es necesario esclarecer si parte de esos recursos, además, fueron a parar al patrimonio de la querellada o de sus colaboradores más cercanos”.

Vodanovic señaló al anunciar la acción judicial que “esta suma corresponde al déficit reportado por la propia dirección de control municipal en agosto. La cifra final es mayor, ya que no se incluyen ahí, entre otras cosas, montos asociados a la falta de inversión en el plan de desarrollo de SMAPA, que sufrió abandono durante 4 años”.

“Los costos de la corrupción no los pueden pagar los vecinos de Maipú”, agregó.

Por su parte, Barriga se defendió y señaló en una declaración pública que “iniciaré acciones legales en contra del actual alcalde de la comuna de Maipú por injurias y calumnias con publicidad, por imputarme falsos delitos”.

“Desde que asumí como alcaldesa de Maipú, el 6 de diciembre de 2016, hasta el día de hoy, se han interpuesto por parte de operadores políticos y autoridades de oposición a mi gestión, decenas de denuncias y querellas con el único fin de denostar mi imagen. Denuncias y querellas carentes de sustento legal y que han quedado en nada más que un show comunicacional”, agregó.