A fin de darle viabilidad, los parlamentarios acordaron que, una vez evacuado el informe, ambas Cámaras voten por separado el corazón del texto y las indicaciones. Así, podría no caerse en su totalidad el retiro si se rechaza, por ejemplo, el segundo anticipo de rentas vitalicias, este último un asunto que aún resta por discutir.

En tanto, los senadores y diputados que integran la instancia aprobaron desanclar el cuarto giro del 10% a la vigencia de un estado de excepción constitucional, algo que sí ocurrió en los tres anteriores, que se impulsaron en el marco del estado de catástrofe que rigió por un año y medio a causa de la pandemia de coronavirus.

Por otra parte, mantuvieron la posibilidad del retiro de la totalidad de los fondos para personas que padezcan una enfermedad catastrófica, y la posibilidad de retener hasta 100% a quienes mantengan deudas de pensión de alimentos.

Se fijo, en otro punto, que el plazo para solicitar el giro será un año y no dos.

El senador Pedro Araya, presidente de la comisión mixta, informó que la instancia “mañana seguirá sesionando a partir de las 15:00 horas“.

Hasta ahora “ha sido un debate bastante complejo, ya que hemos visto que en los parlamentarios de RN y la UDI no hay mucho ánimo de lograr un acuerdo“, lamentó.

Este martes se espera que los legisladores discutan los controversiales temas del cobro de impuestos, del segundo anticipo de rentas vitalicias y un cerrojo para evitar eventuales nuevas propuesta de retiros en el futuro.

Araya puntualizó que “están prácticamente todas las votaciones ganándose por mayoría en el caso de la oposición, por lo que se avizora un trámite bastante complejo en lo que queda del proyecto, que es el tema de las rentas vitalicias”.

El senador RN Rodrigo Galilea apuntó a dejar establecida una fórmula que impida futuros nuevos giros. “Es tan atractivo para toda la gente hacerse de plata aparentemente sin consecuencia, sin mirar lo que va a pasar en 10 ó 20 años más con las pensiones, que finalmente es un estímulo casi incontrarrestable, por eso yo creo que esto tiene que estar fuera de las posibilidades legales”.

“No me importa si sea (quórum de) tres quintos, cuatro séptimos, mayoría absoluta o dos tercios, yo creo que esto sinceramente no debe estar dentro de las posibilidades legales, ya que así como hay necesidades sociales inmediatas, las pensiones de la gente son un tema de la más alta importancia que uno no puede descuidar”, subrayó.

Araya, en otro tema, destacó que “se acordó que, si logramos avanzar en este tema, se pagaría la primera cuota en 15 días hábiles, y si van a retirar más de 35 UF, la segunda cuota se pagaría en 45 días“. Esto también debiera ser votado en la sesión de mañana.

Una vez evacuado el informe de la comisión mixta, al proyecto no le podrán ser ingresadas indicaciones en ninguna de las dos Cámaras.