“Esa ha sido la permanente dificultad que ha tenido Sichel, y evidentemente esa es una muy mala credencial para un candidato presidencial, porque de alguna manera instala con mucha fuerza la posibilidad de que esta sea una actitud permanente, el no decir la verdad, ocultar información, no transparentar y eso de alguna manera es un mal precedente”, indicó el director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central. De paso, advirtió que José Antonio Kast no puede cantar victoria, porque si bien está subiendo en los sondeos “su problema es de techo, y por lo tanto no creo que pueda seguir capitalizando algo más del desangramiento que pueda estar teniendo Sebastián Sichel”.

La candidatura presidencial de Sebastián Sichel atraviesa momentos complejos, tras una serie de reveses que lo tienen relegado en las encuestas y las revelaciones sobre el financiamiento irregular de su fallida campaña a diputado en 2009 cuando militaba en la DC y recibió aportes de pesqueras. A juicio de analistas como Marco Moreno, el tema de fondo de esta caída es que el abanderado de Chile Podemos + sufre del mismo problema que el Presidente Sebastián Piñera, vale decir la desconfianza que despierta en la ciudadanía por “no decir la verdad, ocultar información, no transparentar”.

En ese sentido, el director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central sostuvo en El Mostrador en La Clave que la “piñerización” de Sichel ha tenido efecto, lo que se ha visto reflejado en las últimas encuestas: “Las encuestas debieran reflejar ese cambio en la opinión pública encuestada. Creo que ha tenido efecto la ‘piñerización’ de Sebastián Sichel. La senadora Yasna Provoste y su comando han sido eficaces en instalar esta idea de que Sebastián Sichel sufre de los mismos problemas de no decir la verdad que caracteriza al Presidente Piñera, y eso debiera llevar a expresarse en una baja todavía más significativa en las encuestas que conozcamos”.

A su juicio, “este trabajo investigativo sobre la campaña a diputado de Sebastián Sichel, revela un talón de Aquiles de su candidatura, que es la desconfianza en lo que dice y en lo que ha hecho. Esa ha sido la permanente dificultad que ha tenido Sichel, y evidentemente esa es una muy mala credencial para un candidato presidencial, porque de alguna manera instala con mucha fuerza la posibilidad de que esta sea una actitud permanente, el no decir la verdad, ocultar información, no transparentar lo que hace como persona en su vida diaria. Eso de alguna manera es un mal precedente”.

“Estamos discutiendo sobre las platas de las pesqueras, pero no se va al fondo de la cuestión, que es cómo Sichel manipula la verdad. Su línea de defensa es decir que no conocía los fondos que se utilizaban para su campaña. Según eso, el narcotráfico podría haber puesto plata en esa campaña y tampoco se hubiera enterado, decir que no tenía de dónde venían las platas es un argumento insostenible”, señaló el doctor en Ciencia Política.

Asimismo, sostuvo que “si es efectiva la estrategia de Yasna Provoste de erosionar la base apoyo de centro, ahora tiene que ir a buscar una diferenciación importante con Gabriel Boric para poder potenciar ese centro político al que ella quiere llegar. Con eso creo que podría avanzar en la posibilidad de situarse ella en la segunda posición, y poder tener ticket para la segunda vuelta en el mes de diciembre. Así las cosas, podría la derecha quedar fuera después de 30 años de una elección presidencial, y Yasna Provoste tener una posibilidad de que todas estas estrategias que ha desarrollado pueda tener efecto en el sentido de posicionarla en un segundo lugar”.

El techo de José Antonio Kast

El director de la Escuela de Gobierno y Comunicación de la Universidad Central también analizó el escenario presidencial de José Antonio Kast, quien se ubica segundo en algunos sondeos opinión, relegando a Sichel al cuarto lugar. Consultado al respecto, Moreno dijo que el candidato del Partido Republicano “si bien tuvo un desempeño en el anterior debate de regular a malo, creo que la gran dificultad que él tiene es que ya no puede seguir creciendo más porque tiene un problema de techo. Lo que de alguna manera ya le quitó a Sebastián Sichel, ya fue”.

“Aunque llegaran a pasar Kast o Sichel a segunda vuelta, ninguno de los dos tiene ninguna posibilidad de ganarle al candidato que va en la delantera. El análisis que está haciendo el elector de la derecha, es bajo la lógica del voto útil. Por lo tanto, la candidatura de José Antonio Kast ya no es posible, porque tiene un problema de techo importante”, agregó.

También dijo que Kast “está doblando su apoyo respecto a lo que obtuvo en la elección del 2017. Su problema es de techo, y por lo tanto no creo que pueda seguir capitalizando algo más del desangramiento que pueda estar teniendo Sebastián Sichel”.

Gabriel Boric

Y en relación al candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, Marco Moreno señaló que “hasta ahora, él y su sector estaban siendo espectadores de lo que estaba ocurriendo con el financiamiento irregular de la política, porque el Frente Amplio es un movimiento que recién nace el 2017. Sin embargo, él salió a plantear un cuestionamiento no directamente a Yasna Provoste, pero sí a la Democracia Cristiana pidiendo explicaciones, para tomar algún tipo de protagonismo y fortalecer su electorado más de izquierda, el más cercano al Partido Comunista”.

“Esto -asegura-, a pesar que los días posteriores al debate, la relación de guante blanco que había tenido con Provoste se había mantenido, de hecho Yasna Provoste había salido a apoyarlo después que se difundió una ficha clínica falsa acerca del candidato Gabriel Boric”.

Finalmente, manifestó que “lo que está en discusión es otro tipo de electorado al que todavía Boric no está llegando pero que va a tener que llegar en una segunda vuelta. Para poder ganar en una segunda vuelta, necesita el apoyo del centro político, de los electores moderados. Por eso está mirando con cuidado los movimientos que realiza para no generar un efecto con sus declaraciones”.