Este domingo se conocieron detalles sobre el proceso de venta que tuvo la minera Dominga hace once años, cuando el presidente Sebastián Piñera aún era uno de los dueños de la sociedad.

En Noticias Express de CNN Chile conversamos una de las la coautoras del reportaje, Francisca Skoknic, periodista y editora de LaBot. 

Antes de abordar los detalles del reportaje la periodista dio un contexto sobre los Pandora Papersdocumentos filtrados similares a los desclasificados y que vinculan a personalidades de todo el mundo respecto al uso de los paraísos fiscales para evitar un escrutinio público.

“Esta es una investigación coordinada y liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), que es una organización basada en Washington y lo que hace es realizar investigaciones de carácter global en que colaboran periodistas de todo el mundo”, explicó.

Skoknic detalló que “esta es la revelación más grande conocida hasta ahora”, donde más de 600 periodistas trabajaron en distintos países.

“Usamos un material, que es una filtración, desde distintas empresas proveedores de servicios de creación de sociedades y trust o fideicomisos en paraísos fiscales en distintas jurisdicciones, que son básicamente lugares que tienen baja o nula tributación, que son muy utilizadas por los millonarios del mundo y por la gente que comete delito para esconder su patrimonio o pagar menos impuesto”, indicó la periodista.

Respecto al reportaje que vincula a la familia Piñera y Délano con los Pandora Papers en la compraventa de la Minera Dominga realizada en Islas Vírgenes Británicas, la periodista señaló que descubrieron más detalles de los que se sabían hasta hoy respecto a la participación y la salida de la familia del mandatario del proyecto ubicado en la región de Coquimbo.

Hace unos cuatro años Radio Biobío reveló que los Piñera habían sido socios del proyecto antes de que la comprara Carlos Alberto Délano y en ese momento se pensó que era una operación normal, que había tenido lugar acá. Lo que estos documentan revelan es que más del 90% de la transacción se llevó a cabo en las Islas Vírgenes Británicas”, detalló la editora de LaBot.

Además, indicó que este proceso es bastante particular debido a que “el contrato tenía una cláusula que decía que el 10% o la tercera cuota de ese pago, que equivalía a $9,9 millones de dólares, estaba condicionada a que no hubiera cambios regulatorios que impidieran la construcción de la mina, la explotación de esta o la construcción del puerto que está planificado en la comuna de La Higuera”.

“Es relevante porque en ese momento Sebastián Piñera era el presidente de Chile en su primer mandato y sus hijos tenían una participación de 33,33% en esa sociedad, eran los mayores accionistas, por lo tanto había un conflicto de interés”, expuso.

La venta se materializó el 10 de diciembre de 2010 y en agosto de ese año, señaló Skoknic, causó revuelo cuando el presidente Sebastián Piñera “convenció a la gente de la Eléctrica Suez de no construir la Minera Barrancones que estaba proyectada en la misma zona. Y ahí él hizo muchas declaraciones respecto a la importancia de proteger un área que es muy importante en términos de biodiversidad”. 

Francisca Skoknic aseguró que la zona donde se planea construir el puerto “es muy sensible” para la reproducción de aves marinas, “por lo tanto si había intenciones de proteger un área muy delicada en términos de ecosistema, Piñera después de cancelar ‘Barrancones’ no protegió legalmente la zona”.