En el Congreso los impulsores del proyecto lo respaldan aludiendo a la libertad de elección de los cotizantes, mientras el oficialismo aún espera por la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

1 de casa 5 no podría sacar dinero

La Asociación de AFP entró al tablero en la discusión sobre un cuarto retiro de ahorros previsionales, y puso números sobre la mesa respecto a cuál sería el impacto de aprobar esta medida.

En cuanto a las personas que agotarían sus ahorros, dicen que serían 4 millones y medio, un 43% de todos los afiliados activos.

Sin embargo, quizás el punto más relevante tiene que ver con quiénes se ven beneficiados. Uno de cada cinco afiliados ya no va a poder retirar nada, porque agotó sus ahorros (2 millones 132 mil).

Dejando de lado a ese grupo, entre quienes sí pueden acceder, cerca de 950 mil personas podrían retirar menos de 100 mil pesos, y casi 2 millones menos de 500 mil. Es decir, un 37% de todos los afiliados activos podrán retirar 500 mil pesos o menos, incluso nada.

Así lo afirmó el gerente de Estudios de la Asociación de AFP, Roberto Fuentes, que también reiteró que nuevos giros impactarían en las pensiones futuras.

Apoyos

Hay varios que apoyan el cuarto 10% a todo evento, así lo ha señalado el Partido Comunista como bancada; y también son varios los impulsores.

Por ejemplo el diputado DC, Gabriel Silber, dice que los datos son conocidos, que los tienen en cuenta, pero de igual manera apoya el proyecto para darle más opciones de elegir a las personas.

Respecto a la exposición al mercado, si bien es algo con un respaldo técnico amplio, el estudio de la Asociación de AFP también constata que los retiros tienen un impacto directo sobre la rentabilidad: “los retiros anticipados de fondos obligan a la liquidación de inversiones locales, lo que impulsa una mayor tasa de interés de los instrumentos de renta fija nacional”.

En Chile Vamos siguen manteniendo sus críticas a este proyecto y buscan que se impulse la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia.

Lo reiteró este jueves el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma, señalando que esto va a ser una decisión que se tome en su momento, midiendo indicadores sanitarios y económicos.

Lo cierto es que el próximo miércoles 11 de agosto inicia el trámite legislativo del cuarto retiro, sin una definición sobre el IFE que en algunos sectores de la oposición ya esperan que se amplíe no solo en su duración, sino que también en montos.