Hasta las inmediaciones de Plaza Baquedano llegó un grupo importante de personas que con caceroleos, pancartas y diferentes consignas, exigían principalmente la libertad a los denominados presos del estallido social.

Frente al corte en el tránsito vehicular, personal de control de orden público actuó con medios disuasivos para dispersar a los manifestantes, lo que luego generó un enfrentamiento con un grupo de encapuchados con el lanzamiento de elementos contundentes hacia la policía.

De manera paralela se registró otra situación que afectó gravemente a un grupo de locatarios del Barrio Lastarria.

En ese lugar y tras el paso de un grupo de manifestantes, estos generaron diversos destrozos en mesas y el mobiliario de algunos bares y restaurantes que atendían en la vía pública, lo que generó el temor de quienes a esa hora de la tarde se encontraban tranquilamente consumiendo alimentos.

A través de redes sociales se viralizó rápidamente un registro donde una persona cuenta y detalla los diversos daños que dejó el paso de este grupo.

“Nuevamente marcha y manifestaciones en Lastarria. Todo destrozado. Destrozaron el Victorino. Destrozaron el Bocanariz. Hay heridos allá. El restorán reventado. Todos los restoranes que estaban en la calle están en el piso. Un desastre nuevamente. ¿Qué es lo que quieren? ¿Qué es lo que buscan?”, se lamenta.

Carabineros consultados el ataque que sufrieron algunos locales comerciales señalaron que no se registraron denuncias formales tras lo ocurrido.

A raíz de las violentas manifestaciones, tres Carabineros resultaron con diversas lesiones los que fueron trasladados hasta el hospital institucional.

Alcaldesa Irací Hassler guarda silencio

En tanto, usuarios de redes sociales criticaron la inacción de la Municipalidad de Santiago y el silencio de la alcaldesa de la comuna, Irací Hassler, cuya última comunicación en redes sociales fue 10 horas antes de estos eventos.

La casa consistorial tampoco emitió comunicados de prensa ni h