Siendo aproximadamente las 05:00 de la mañana del domingo, el personal de guardia de la Cuarta Comisaría de Victoria recibió una “inusual” llamada telefónica; una mujer pedía de forma urgente, un taxi.

El Carabinero de turno, inmediatamente, notó un tono agitado y de angustia mientras la mujer hacía su particular solicitud, preguntándole si acaso le estaba ocurriendo algo, a lo que ella respondió que “sí”, entregando su ubicación.

Tal como lo señaló el capitán Diego Viveros, de la Cuarta Comisaría de Victoria, quien entregó detalles de lo ocurrido.

Acto seguido, una patrulla policial acudió hasta el sector Miraflores de la comuna de Victoria, logrando constatar que un hombre gritaba desaforadamente, a lo que Carabineros tuvo que ingresar al domicilio verificando que el hombre había intentado agredir a la mujer y que además le gritó que “la iba a matar”, según testimonio de los vecinos.

El hombre, tras verse sorprendido con la llegada del personal policial, fue reducido luego de notar que este se encontraba con una actitud agresiva y en estado de ebriedad, siendo detenido y llevado hasta las dependencias de la Cuarta Comisaría.

El hombre de 33 años, luego de realizarse el Control de Detención, quedó con la medida cautelar de Prohibición de acercarse a la Víctima, siendo citado nuevamente por la fiscalía para el próximo mes.