Esta mañana se confirmó que se detectó el primer caso de Covid-19 con variante Delta en el país. Se trata de una mujer chilena de 43 años que reside en Estados Unidos y que viajó a Chile, específicamente a Talca, por motivo de un funeral.

De acuerdo a los antecedentes, la mujer ingresó con un PCR negativo al país, y realizó el aislamiento que se requiere en la Región Metropolitana, por lo que las autoridades presumen que se contagió en el aeropuerto de Estados Unidos o durante el viaje a Chile.

Tras cumplir con su aislamiento tras su llegada a Chile, la mujer se trasladó a Talca, y en un control de acceso de la ciudad se le hizo test de anticuerpos en el que dio positivo, por lo cual que le hizo un PCR. Al detectarse el origen de donde venía, se decidió secuenciar, y se detectó finalmente la variante Delta.

En estos momentos, según se reporta, ella y su familia están aislados y se les realizó secuenciación.

Esta mañana el ministro de Salud, Enrique Paris ya había indicado que se encontraba a la espera de este resultado por parte del Instituto de Salud Pública para que confirmaran o no la presencia de esta variante.

Según detalló el titular de Salud, las medidas que se pueden con el plan Paso a Paso “no tiene mucho que ver con esta cepa”.

“Si aparece esta nueva cepa, y estoy esperando un resultado, tiene que ver más con el cierre de fronteras, y para eso necesitamos prolongar el Estado de Excepción”, señaló.

Hay que recordar que la variante Delta, originaria en la India, duplica el riesgo de hospitalización en comparación con la variante anteriormente dominante en Gran Bretaña.

Ayer ya se alertaba de la factibilidad de que esta variante ya había llegado a suelo chileno. Esto, debido a que la presencia de la cepa ya había sido confirmada la semana pasada en Argentina y Perú.

Miguel Allende, director del Centro de Regulación del Genoma del Programa Fondap de la Universidad de Chile y parte del equipo del Consorcio Genomas CoV2 (CGC) coordinado por el Ministerio de Ciencia, señaló en el Podcast Crónica Estéreo que “lo preocupante es que ya está en los países vecinos y por lo tanto, está propagándose muy rápidamente por el mundo”.

“Si bien se está haciendo un monitoreo de las personas que ingresan al país por en aeropuerto y entiendo también que por vía terrestre, de todas formas, es posible que no estén siendo detectadas todas las personas que estan infectadas con esta variante y con otras”, dijo.

Mismo análisis realizó la infectóloga del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, Jeannette Dabanch, quien manifestó que “el virus Sars-CoV-2 ha demostrado no conocer fronteras”.