La víctima de 61 años había sido reportada como desaparecida por su familia hace más de 9 años, pero fue encontrada en situación de calle y en completo abandono deambulando por las calles de La Paz, Bolivia.

La mujer identificada como Miriam Hussein-Deb vivía en Arica y por problemas de salud mental que la aquejaban, tomó la decisión de irse del país, sin tener ninguna información de ella hasta el pasado mes de marzo, que el agregado policial de la Policía
de Investigaciones de Chile, subcomisario Erwin Cea, quien se desempeña como oficial
de enlace en el Consulado de Chile en La Paz dio con su paradero.

El grave estado de vulnerabilidad y desamparo en que se encontraba la mujer llamó la
atención al detective,
 por lo que tomó contacto con ella a fin de indagar en su verdadera identidad.

Así fue posible establecer que se trataba de una ciudadana chilena, quien padece de
esquizofrenia y que se encontraba abandonada, sin tratamiento y en paupérrimas condiciones.

Las gestiones realizadas por el agregado policial permitieron que Miriam Hussein
consiguiera un seguro de salud en el vecino país para poder ser internada en un centro siquiátrico de la capital altiplánica, a fin de estabilizarla para realizar las labores de repatriación.

Luego de dos meses en tratamiento, finalmente la mujer pudo retornar a su país a través del complejo fronterizo Chungará, acompañada del agregado policial de la PDI en La Paz, Bolivia y de oficiales de la Prefectura de Migraciones y Policía Internacional Arica y Parinacota, quienes la trasladaron hasta la capital regional donde deberá cumplir cuarentena obligatoria en una residencia sanitaria.