Uno de los denunciantes nos comentó :”En el Hospital Clínico de Viña del Mar ya se han suicidado 2 jóvenes enfermeras (Florencia y Vanessa) en menos de un año, ambas trabajaban en UCI, ante largas jornadas laborales, la presión de una unidad compleja con alta demanda en contexto pandemia, se sumó el acoso laboral por funcionarias, las cual maltrataban, ignoraban, acosan laboralmente, le realizaban la ley del hielo y omitían información de usuarios, lo que es muy complejo, ya que en estas unidades se debe mantener una comunicación activa y efectiva para resguardar la integridad de los usuarios en tan compleja situación de salud”, agregando que : “Los encargados estaban al tanto de la situación, finalmente fueron encubridores, a Vanessa, le ofrecieron un cambio de unidad el día Miércoles 28 de abril… Pero fue muy tarde y el daño ya estaba hecho. El día jueves 29 de abril 2021, Vanessa no llego a su turno, generando alerta entre colegas y amistades, Vanessa se había suicidado”. Concluyendo con “Ella era encantadora, hermosa, empática, excelente profesional y alegre. Finalmente, un sistema la dañó profundamente, la salud mental en Chile es una deuda pendiente a nivel gubernamental, especialmente en los funcionarios de salud con una tremenda carga laboral, altas responsabilidades”.

No obstante, Vanessa no ha sido la primera profesional sanitaria del Hospital Clínico en sufrir acoso laboral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here