Según pudieron indagar los efectivos policiales, un número indeterminado de antisociales ingresó en horas de la noche a la funeraria Krebs, ubicada en Rengifo 429, a través de un costado del recinto.

Una vez dentro, los ladrones intentaron llevarse un ataúd, sin embargo ya sea por su peso o por el temor a ser descubiertos, los autores decidieron dejarlo tirado en plena calle.

Según explicó a Radio Bío Bío el mayor Enrique Gutierrez Aquea, subprefecto administrativo de Carabineros, cerca de las 2 de la mañana, efectivos de la Central de Comunicaciones (Cenco) avistaron mediante cámaras de vigilancia el ataúd, ordenando a uniformados que se encontraban de punto fijo custodiando vacunas covid, que se trasladaran al lugar.

Los policías descubrieron también que el recinto funerario tenía daños por la acción de los ladrones, situación de la que los empleados de la funeraria aún no se habían percatado.

Carabineros se encuentra analizando las cámaras de vigilancia a fin de establecer la identidad de los autores del frustrado y lúgubre robo.

Las imágenes del insólito hecho fueron captadas por Francisco Quezada, quien las compartió en su cuenta de Facebook.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here