De día y de noche, en horario de toque de queda por tres días se reforzarán e intensificarán las fiscalizaciones en Linares con el objetivo de frenar el aumento de casos de coronavirus, debido a que es la tercera comuna con más casos activos en la región del Maule.

El plan fue puesto en marcha este lunes en la mañana y según explicó el Intendente Juan Eduardo Prieto, en los operativos participarán funcionarios del Ejército, Carabineros, PDI y equipos de salud y municipales. Esta semana se prevé que se incorporen a la comuna 10 nuevos inspectores que serán contratados por la Seremi de Salud.

“Queremos hacer un llamado a todos los linarenses, porque tenemos implementado en la Plaza de Armas, un operativo de testeo de antígenos, por lo tanto, es muy importante que las personas asistan, porque en la mayoría de los casos el contagio es intradomiciliario, así que apenas tengan un síntoma, asistan a realizarse este test”, aseguró Prieto.

Por su parte, el Jefe de la Defensa, Coronel, Luis Ovando informó que los equipos móviles se implementarán en los sitios donde según el análisis de los mapas de calor, indican la movilidad de las personas y a su vez el nivel de contagio. “La tarea de esta fiscalización, está avocada a poder llegar a aquellos lugares donde se produce mayor aglomeración de público”, insistió.