La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y el Ministerio de Hacienda comenzó a discutir hoy un nuevo reajuste al salario mínimo. Desde la CUT solicitan una renta básica universal, congelar los precios de los bienes esenciales y, lo más importante, un piso de 500 mil pesos líquidos, con el fin de superar la línea de la pobreza, sin embargo, desde las pymes advierten que no podrían pagar esa cifra, producto del escenario actual de la crisis causada por la pandemia.

El presidente de la Confederación Nacional de Pymes (Conapyme), Héctor Sandoval, señaló que le «sorprende enormemente esta tradición republicana, que se arrastra de no sé cuántos años, en que la CUT discute el salario mínimo con el Gobierno, en circunstancia que la CUT no afilia a ningún sindicato o trabajadores de las microempresas donde, esencialmente, se paga el salario mínimo».

«La pregunta del millón es si estamos en condiciones de abordar una situación como esta. Yo creo que tenemos que aterrizar en la realidad que está viviendo el país. A lo mejor esa reivindicación estará bien cuando el país esté en condiciones, pero hoy día las pymes no están en condiciones de pagar un sueldo de esa magnitud», agregó el representante y consigna Cooperativa.

A esto respondieron desde la CUT y su vicepresidente, Erick Campos, «las Pymes se equivocan respecto de quienes les ponen problemas, para el crecimiento de las Pymes el problema no está puesto en pagar el salario mínimo sino que está puesto en un Fogape que no funciona, en una banca que los asfixia y, finalmente, con un Gobierno que los abandona».