El gigante tecnológico Apple accedió a pagar una compensación a clientes chilenos a raíz de los problemas que presentaron sus teléfonos comprados entre 2014 y 2017, por la degradación intencional de la capacidad de su batería.

Según adelantó la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu), agrupación que presentó la demanda colectiva en 2018, se trata de propietarios de los modelos de iPhone 5C66 Plus6S6S Plus77 Plus y SE.

Originalmente, la acción colectiva -contra Apple Chile, MacOnline y Reifschneider- pedía una suma de 126 mil pesos por usuario, pero el monto sería inferior, pues en total la compensación alcanzaría a 2.500 millones de pesos, siendo cerca de 150 mil las personas que firmaron la demanda.

Apple ha reconocido la “obsolescencia programada” de sus equipos, y aunque argumenta que así cuida los aparatos y extiende su vida útil, ya ha sido obligada judicialmente a pagar compensaciones en EE.UU.