Según reportó el servicio sismológico de los EEUU, la USGS, el primero fue de 3,3 grados y tuvo su epicentro a 13,7 kilómetros de profundidad, mientras que el segundo fue de 4,0 grados a 19,9 kilómetros de profundidad.

De acuerdo con Los Ángeles Times, los temblores llegan luego de que en los últimos 10 días se registraran tres otros sismos de magnitud 3.0 o superior en el área.

Hasta el momento no se han reportado daños o heridos por este incidente, constató ABC News.