Por tanto, desde hoy se eliminaron de manera temporal los giros esenciales para operar a tiendas de “ventas al por menor de prendas y accesorios de vestir”, “calzados en comercio especializado”, “ventas al por mayor de perfumes, tocador y cosméticos, entre otros”.

Por ejemplo, al ingresar a los sitios web de dos de las multitiendas que operan en Chile -Falabella y Paris- al revisar la sección de “vestuario”, “calzado” o “perfumería” cada producto aparece con el aviso de “temporalmente no disponible”.

Otras plataformas, como MercadoLibre.cl, tienen un aviso que indica que “por las medidas vigentes sobre bienes no esenciales, el tiempo de entrega es mayor al habitual. Igualmente, la entrega está garantizada”.

Como medida sanitaria, por tanto, se acotó la definición de “bienes esenciales de uso doméstico”.

Se entiende a partir de este lunes por bienes y servicios imprescindibles que tienen por fin ser utilizados por las personas dentro del domicilio, en comunas en Fase 1 o 2, “los alimentos, medicamentos, artículos de aseo y de higiene personal, el teletrabajo, la educación a distancia; y la conservación, seguridad y funcionamiento del inmueble”.

En consecuencia, ante los nuevos parámetros, quedaron limitados los productos que se podrán comercializar en zonas en Fase 1 y 2: sólo no se podrá adquirir vestuario, calzados o productos cosméticos y de perfumería (tanto en tiendas como en modalidad delivery), en el resto de los productos no recae la mencionada restricción.

¿Qué pasa con la venta de alcohol?

El mismo Gobierno aclaró, en este contexto, que la comercialización de alcohol no quedó restringida.

Eso sí los locales que tienen giro exclusivo de venta de alcoholes, como algunas botillerías, no podrán vender dichos productos.

Si un negocio tiene otro giro (como los mini market y supermercados) y además vende alcohol, podrá seguir haciéndolo.