Omar Cáceres, seremi subrogante, señaló en un punto de prensa que el hecho ocurrió durante este fin de semana, donde toda la región Metropolitana se encuentra en la fase de Cuarentena.

Según relató, la situación se descubrió al interior de un local de expendio de comidas, pero que estaba funcionando para otros fines. Se trata del restaurante NYO, el que fue clausurado y está ubicado en calle Condell, cercano al barrio Italia.

“Al parecer, se estaban dedicando al encuentro de parejas, básicamente con la venta de algunos tragos, algunas cosas para picar”, señaló Cáceres.

Sin embargo, como había confinamiento, “nadie de los que estaba ahí podía estar presente”.

Ante ello, se decidió iniciar un sumario sanitario para todos los participantes del encuentro.